Los tres usos del cuchillo, de David Mamet

Este es un libro extraño, una mezcla de ensayo, artículo y manual, pero de calidad indudable.

David Mamet, en Los tres usos del cuchillo, parte de una idea que impregna toda la obra: los seres humanos entendemos, y observamos, la vida como una función dramática. En una palabra, pensamos en tres actos, nos consideramos los protagonistas de nuestra vida —que vemos como una obra teatral— y perseguimos las metas que persigue cualquier héroe de la narrativa, drama o mitología.

En IDINA nos gusta profundizar en estos temas y preguntarnos hasta qué punto la narrativa incide en nuestras vidas. Por ese motivo, Los tres usos del cuchillo nos ha parecido una obra reveladora.

Dramatizamos la vida en todas sus facetas. Pensamos como dramaturgos, narrativamente, en tres actos

Mamet, que no tiene reparos en introducir varios comentarios políticos sobre la realidad de Estados Unidos, expone en esta breve obra, con un lenguaje fresco y en algunos puntos hasta divertido, que todos nosotros pensamos, argumentamos y vivimos la realidad de una manera narrativa, al estilo de homo narrans que defendió Ranke.

En base a ello, el autor sostiene que dramatizamos nuestra vida y que, desde el proceso de razonamiento hasta la manera de entender, expresar y analizar la realidad que nos rodea, no solo empleamos los tres actos aristotélicos sino que, también, nos vemos a nosotros mismos como protagonistas heroicos con un objetivo concreto. Pero no solo eso: la mayoría de nosotros está inmerso en un espectáculo y el arte en general (y la narrativa en concreto) deben ser puro espectáculo. Este punto de vista comulga mucho, por cierto, con la óptica de Boudillard.

Los tres usos del cuchillo es un buen libro y un referente para los que quieran profundizar en la narrativa y su significado

Si quieres comprender en toda su profundidad el mensaje de este libro, en IDINA te recomendamos que comiences con alguno de nuestros cursos, de manera que puedas dominar la estructura aristotélica para comunicar tus mensajes como un verdadero homo narrans.

Si te ha gustado el artículo, compártelo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Otros artículo de IDINA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *